EMBALSE DE LOS ARROYOS & EMILY DICKINSON

EMBALSE DE LOS ARROYOS & EMILY DICKINSON

A solo 44 km. del centro de Madrid, pasado Galapagar y tomando la carretera M505, en la parte alta del embalse de Valmayor hay un pequeño paraíso: el Embalse de los Arroyos.

 

El reflejo del monte Abantos en sus tranquilas aguas, sus atardeceres, la paz que inunda sus riberas , te harán disfrutar del contacto con la naturaleza.

Caminar por el sendero que rodea el embalse, entre bosques de encinas y árboles de ribera, es una delicia.

En primavera, observar las bandadas de patos, con sus pequeñas crías desplazándose suavemente por el agua es uno de esos placeres sencillos que te reconcilian con el mundo.

Si te mantienes en silencio, podrás escuchar cómo las madres pato conducen, reprenden, premian y jalean a sus pequeñas crías.

 

Al borde del agua podrás ver también saltar, en busca de los codiciados mosquitos, a carpas y percasoles que dibujan círculos concéntricos en la suave superficie del agua.

 

Pasea por la pasarela del cierre del embalse, y al caer la tarde, una hermosa línea de agua dibuja el paisaje del agua que suelta el embalse para unirse a su hermano mayor, el embalse de Valmayor.

Estos atardeceres de final de primavera, cuando el viento cálido sopla sobre el agua, me recordaron uno de esos poemas maravillosos de la gran poeta Emily Dickinson

EMILY DICKINSON

Hace 133 años que murió la gran poeta norteamericana Emily Elizabeth Dickinson.

Su definición de qué es poesía es una clara muestra del tipo de poesía de esta mujer valiente, transgresora y magnífica poeta:

«si tengo la sensación física de que me levantan la tapa de los sesos, sé que eso es poesía»


Algunos poemas de Emily Dickinson

QUÉ SOLO DEBE SENTIRSE EL VIENTO POR LAS NOCHES

 

Qué solo debe sentirse el viento por las noches

cuando la gente ha apagado las luces

y todo aquel que tiene una morada

cierra la puerta y entra.

 

Que pomposo debe sentirse el viento a mediodía

paseando sus intangibles melodías

corrigiendo los errores del cielo

y aclarando el paisaje.

 

¡Qué poderoso debe sentir el viento en las mañanas!

acampando en mil amaneceres

esposando a cada uno y rechazando todos

luego elevándose a su Templo Alto –

LA ESPERANZA ES ESA COSA CON PLUMAS

La esperanza es esa cosa con plumas
que se posa en el alma,
y entona melodías sin palabras,
y no se detiene para nada,

y suena más dulce en el vendaval;
y feroz tendrá que ser la tormenta
que pueda abatir al pajarillo
que a tantos ha dado abrigo.

La he escuchado en la tierra más fría
y en el mar más extraño;
mas nunca en la inclemencia
de mí ha pedido una sola migaja.

 

Cuando cuento las semillas…

Cuando cuento las semillas
sembradas allá abajo
para florecer así, lado a lado;

cuando examino a la gente
que tan bajo yace
para llegar tan alto;

cuando creo que el jardín
que no verán los mortales
siega el azar sus capullos
y sortea a esta abeja,
puedo prescindir del verano, sin queja.

!Si, quiero la Guía!

Responsable Marisol Torres.

Aquí nuestra Política de Privacidad.

 

SUBSCRÍBETE y sigue nuestras aventuras 

 

¿Te gustó este artículo?

Subscríbete a nuestra página para leer nuestras nuevas aventuras

Responsable Marisol Torres.

Aquí nuestra Política de Privacidad.